El idiota equidistante (o, de la irresponsabilidad de los medios)

Aunque tengo una lista considerable de artículos que terminar (unos 27 apuntados, creo), no he podido evitar despejarlo todo para hablar sobre un tema que me parece esencial. La equidistancia, palabra que me gustaría acuñar para definir una actitud muy irresponsable, poco ética y dañina por parte de los medios de comunicación. Una actitud que necesitamos denunciar para que no se repita más. En la era de la información, la desinformación es reina. Además creemos que lo más ético y justo es escuchar a todo el mundo por igual. Y esto es falso.

Vamos a ponernos en antecedentes, por si alguien todavía anda perdido. Hace unos días saltaba a los titulares una noticia espantosa: un niño de Olot se había contagiado de difteria, una enfermedad que se consideraba erradicada en España desde hacía 28 años. El pequeño de 6 años diagnosticado con difteria a estas alturas todavía anda ingresado con pronostico estable. Pero las secuelas que sufrirá, incluyendo la estigmatización de su familia y la merma de su salud serán considerables. Y todo porque sus padres, muy desinformadamente decidieron no vacunar a su hijo. La enfermedad, que había desaparecido virtualmente, se llevaba a miles de personas por delante hace poco más de 70 años. La razón de que no se hubiese dado ni un solo caso más de difteria desde 1986 u 87 se debe principalmente a la vacunación masiva que se realiza a los niños junto a la vacuna antitetánica y contra la tos ferina. Un solo caso de difteria, debido a nuestra situación de “limpieza” supone tener que revacunar, como medida preventiva, a los más de 150 contactos que tuvo el niño hasta que se identificó la enfermedad. Además, el propio niño se ha encontrado en estado muy grave. A estas alturas, los padres se han vacunado como refuerzo y han vacunado a su otro hijo por precaución.

[brando_alert_massage brando_alert_massage_premade_style=”alert-massage-style-1″ alert_massage_preview_image=”alert-massage-style-1″ brando_alert_massage_type=”success” brando_message_icon=”fa fa-coffee” brando_highlight_title=”Sigue leyéndolo” brando_subtitle=”en”]

Crónica en Frío: Desgranando Ciencia

Para los que no pudísteis estar y para todos aquellos a los que os echamos de menos, hoy nos gustaría contaros de lo que vivimos el pasado fin de semana junto a los  los increíbles miembros de Granada y compañeros de Hablando de Ciencia. Por supuesto me refiero a Desgranando Ciencia. Si tenéis curiosidad, interés o simplemente unos minutos, aquí teneís todo el evento desgranado. Siento haberme dejado algunas cosas en el tintero y, por supuesto, lo siento aún más si se me ha olvidado alguien por el camino. Espero que entienda que ha sido un mero despiste. Por lo demás, espero que lo disfrutéis leyéndolo tanto como yo escribiéndolo.

[…]

Preparándonos para la fiesta

Tras tres horas de viaje desde de Murcia hasta el vetusto Reino de Granada, una parada en una venta con una porción de tortilla de patatas de tamaño revienta-a-un-mulo y una amena charla con Raúl, el cámara del documental “Granada: mil años de Ciencia” del que hablaremos después, al fin nos reunimos con el equipo en el Colegio C.U.M.E. Jorge Frías, nuestro anfitrión y amigo se detuvo a hacernos una increíble visita por el colegio en el que, puedo decirlo con seguridad, hubiera sido el niño más feliz del mundo. No me extraña en absoluto que Jorge siempre esté enseñándonos millones de proyectos y mil inventos ideados por sus alumnos. Tampoco me sorprendió en absoluto la implicación de los profesores, los cuales se encargan de que el C.U.M.E. siempre esté metido en el ajo como atestiguan los testimonios.

Desgranando Ciencia

Más tarde empezaríamos la fiesta. Me calzo las botas, el portaminas y la acreditación y nos dirigimos al Parque de las Ciencias de Granada donde nos esperaban el resto del increíble equipo junto con muchos de los voluntarios. Hay que tener valor, pienso, para venir un viernes en la tarde a montar los materiales de un montón de talleres por la cara. Pero allí estaban todos, los colaboradores, los voluntarios y los organizadores por igual, nerviosos y deseando empezar. No os voy a negar que uno de los mayores placeres de estas cosas es precisamente la desvirtualización de la gente que conoces por Twitter y blogs de ciencia.

[brando_alert_massage brando_alert_massage_premade_style=”alert-massage-style-1″ alert_massage_preview_image=”alert-massage-style-1″ brando_alert_massage_type=”success” brando_message_icon=”fa fa-coffee” brando_highlight_title=”Sigue leyéndolo” brando_subtitle=”en”]